diumenge, 16 de maig de 2010

Fiesta de los Argea


Se trata de una ceremonia de difícil explicación incluso para los autores antiguos, quienes nos han transmitido poca información y en ocasiones contradictoria.

En mayo el 14 (según Ovidio) o el 15 (para Dioniso de Halicarnaso y Varrón), después de un sacrificio, se realizaba una procesión hasta el Puente Sublicio desde el que eran arrojados por las vestales unos muñecos de paja, scirpeas effigies al Tíber.

También en esta fecha es cuando las Vestales acostumbran a arrojar desde el puente de roble muñecos confeccionados con juncos representando hombres de pasadas épocas. Ovidio, Fasti VI, 621-662

Dionisio de Halicarnaso en Ant. Rom. 1, 38, 2-3 explica que Hércules había enseñado a los romanos a arrojar al Tíber, en lugar de los hombres a los que precipitaban en él atados de pies y manos, simulacros de forma humana y dispuestos de la misma manera, a fin de que el terror religioso que subyace en sus espíritus fuera desterrado, aunque respetando las creencias antiguas. Los romanos continuaban practicándolo en mi época. Lo hacían después del equinoccio de primavera, en el mes de mayo, el día que denominaban idus y que fijan a mediados del mes. Ese día, después de haber sacrificado según los ritos, los llamados pontífices y los sacerdotes considerados como de mayor importancia, las vírgenes que guardan el fuego perpetuo, los pretores y aquellos otros ciudadanos cuya existencia a los sacrificios está prescrita, arrojan desde el puente a las aguas del Tíber simulacros de forma humana, en número de treinta, y a los que llaman Argeos

En la lectura de Ovidio encontramos varias explicaciones a su origen relacionadas con Hércules:

  • Hércules modificó la arcaica costumbre de sacrificar a Saturno dos víctimas humanas que sustituyó por hombres de paja.
  • Hércules llegó acompañado de griegos, la mayoría argeos, quienes se establecieron en la región y como añoraban su patria, pidieron que tras su muerte fueran arrojados al rio, para ser conducidos en sus aguas hasta Grecia. Sin embargo, sus descendientes los enterraron y tiraron en su lugar muñecos hechos con juncos.
Plantea también la posibilidad de que hubiera la costumbre de echar al rio a los sexagenarios,

Quien crea que lo que se entregaba a la muerte eran los ancianos mayores de setenta años está acusando de un crimen a nuestros antepasados.(…) Hay quien opina que los jóvenes, para disfrutar ellos solos del derecho al voto, tiraban a los ancianos desde el puente. Fasti, 621-662

El carácter sustitutorio de los muñecos por las víctimas humanas no es exclusivo de esta festividad, Servio Ad Aen, 2, 116 dice Es sabido que en las ceremonias sagradas se aceptan simulacros en vez de lo verdadero: de ahí que cuando es difícil encontrar el animal apropiado para un sacrificio, se hace de pan o de cera, y se recibe como auténtico

Hay otras fiestas en las que encontramos sustitutos de las víctimas, como en las Compitalia cuando se cuelgan en los cruces de caminos tantos muñecos de lana (maniae, effigies) como personas libres de la casa y tantas pelotas del mismo material como esclavos había.

Tampoco se ponen de acuerdo los autores clásicos sobre el número de muñecos que se lanzaban al Tíber

  • Según Varrón son 27

Argeos de Argos; los argei son veintisiete muñecos de forma humana fabricados con mimbre. Suelen ser arrojados anualmente al Tíber, desde el puente Sublicio, por los sacerdotes en una ceremonia de carácter oficial. Varrón VII,

  • Para Dioniso de Halicarnaso (como hemos visto antes) son treinta muñecos.
  • Ovidio habla de dos víctimas… ofreced como sacrificio en honor del anciano portador de la hoz la vida de dos personas de vuestro pueblo que serán arrojadas a las aguas del río etrusco.

Plutarco Q Romanae, 32, se pregunta por qué se les llama argeos:

¿Por qué llaman “argeos” a los muñecos de figura humana que arrojan al Tíber desde el puente de madera en el mes de mayo el día de la luna llena?.

¿Quizá porque los bárbaros que antaño habitaron estos lugares mataban así a los griegos que hacían prisioneros, hasta que Hércules, por quien sentían gran admiración, puso fin a esta matanza de extranjeros y les enseñó la costumbre de cumplir el ritual arrojando figuras que los representasen? Los antiguos consideraron sencillamente “argivos” a todos los griegos.

A no ser, ¡por Zeus!, que debamos considerar como explicación la vecindad entre los hostiles arcadios y los argivos, quienes huidos de Grecia bajo el mando de Evandro, y asentados en aquellos parajes, conservaron el recuerdo de este odio y esta enemistad.


Con intención de entender el sentido de esta celebración d
ebemos primero relacionar esta fiesta de mayo con la procesión que se celebraba el 16 y 17 de marzo que y con el resto de celebraciones religiosas de estos meses. Ovidio nos da pie a esta interpretación pues en 17 de marzo dice Si mal no recuerdo, este día, y también la fecha precedente, se llega a la celebración de los Argea, de los que en su momento se dará debida cuenta. Fasti III 791-792

  1. 1.MARZO. En el mes de marzo con las fiestas en honor de Marte y el principio del ciclo guerrero, junto con la renovación anual del fuego de Vesta y, con el abandono de todo lo viejo para despertar las nuevas fuerzas se desarrollaba una procesión que iba depositando un muñeco de lana en cada capilla de los argeos. Varrón nos explica L.L 7, 45

Antaño los distintos lugares de la ciudad fueron perfectamente delimitados desde el momento en que las 27 capillas del los Argei se repartieron en cuatro demarcaciones urbanas. Se cree que el nombre de argei deriva de los príncipes que llegaron a Roma en compañía del argivo Hércules y se asentaron en la tierra Saturnia. De tales demarcaciones, la primera en la lista es la regio Suburana,; la segunda la Esquilina; la tercera, la Collina; y la cuarta la Palatina.
2. ABRIL. En su interior permanecen todo el mes de abril, lleno de festividades de carácter agrario y ganadero: Cerealia, Fordicidia, Palilia, ...hasta llegar el mes de mayo.
3. MAYO. Este mes de mayo se distingue por un conjunto de ceremonias de purificación:

  • las Lemuria, que tienen lugar las noches de los días 9, 11, 13 de mayo, en las que los padres de familia expulsaban a los lemures, los espíritus errantes de los muertos.
  • en estos días las vestales preparan uno de los ingredientes de la mola salsa que era necesaria para purificar adecuadamente a las víctimas en su sacrificio. Las tres sacerdotisas principales de la diosa Vesta preparan el farro que necesitan en días alternos entre el 7 y el 14 de mayo, según la información de Servio Ad Buc. VIII, 82
virgines vestales tres maximae ex Nonis Maiis ad pridie idus Maias alternis diebus spicas adoreas in corbibus messuariis ponunt, easque spicas ipsae virgines torrent, pinsunt, molunt, ita molitum condunt.

Quizá lo realizaran los días 8, 10, 12, que a pesar de ser pares, no eran días religiosi.

La preparación de la mola salsa y el muries lo encontraréis explicado con detalle en el blog De Re Coquinaria de Charo.

  • otro dato que redunda en la idea de lustración es que estas fechas se consideran de duelo y la Flamínica dialis iba vestida de luto, sin peinarse ni adornar su cabello. A. Gellio, 10.15.30

XXX. cum it ad Argeos, quod neque comit caput neque capillum depectit.

Esto mismo ocurría en las Vestalia de junio, con la limpieza ritual del templo el día 15.


En este contexto la ceremonia de los argeos sería el colofón final a esta serie de lustraciones y por eso Plutarco, Q Romanae, 86, la llama la más grande de las purificaciones

¿Por qué las mujeres no se casan durante el mes de mayo?(…) ¿O quizá porque en este mes se celebra la más importante ceremonia de purificación, siendo ahora cuando arrojan desde el puente al río figurillas humanas, aunque antaño se arrojaba a personas? Por el mismo motivo la ley establece que la flamínica, a la que consideran sacerdotisa de Juno, muestre un aspecto sombrío y que durante esas fechas no se lave ni lleve adornos.(…)

La interpretación que el profesor Marcos Casquero (en su traducción y comentarios a las Cuestiones Romanas de Plutarco) hace de esta festividad de los argeos es la del farmakós: algo o alguien que absorbe las impurezas de todo un pueblo y que al ser sacrificado y sacados sus restos fuera de la ciudad, libera a la comunidad de toda mancha. Varrón nos dice que el ritual es publice es decir se hace en nombre del estado por lo que incumbe a toda la sociedad.

Los muñecos de mimbre con forma humana son las víctimas lustrales que desde marzo hasta mayo han ido recogiendo todas las impurezas de la ciudad y son destruidos lanzándolos desde el puente Sublicio al centro del río Tíber, a la corriente de agua que actúa como elemento purificador, como lo es también el 15 de junio cuando las vestales eliminan la basura del templo o cuando los antiguos romanos introducían al parricida en un saco de cuero junto con diferentes animales y lo tiraban a las aguas del Tíber para que terminara en el mar, lejos de la ciudad.

Nótese que los muñecos están atados de pies y manos para que no puedan nadar y regresar a la orilla y que se les lanza en el centro de la corriente para que no puedan encallar y contaminar de nuevo la tierra.

Este ritual permaneció al menos hasta el siglo IV pues Lactancio, escritor cristiano en su obra Divinae Institutiones dice que se sigue realizando ritu permanente la ceremonia de los argei, y que son las vestales las encargadas de lanzarlos al río.




*Imagen de una moneda de Trajano con el Puente Sublicio de http://www.forumancientcoins.com/catalog/roman-and-greek-coins.asp?vpar=1475