dimecres, 3 de gener de 2007

Compitalia

Fiesta móvil que, en honor de los Lares Compitales, se celebraba poco después de las Saturnales. En cada encrucijada compita se levantaba una capilla en las que se colocaban las imágenes de los Lares, divinidades domésticas que protegían las encrucijadas, murallas y casas. Mitológicamente son hijos de Mercurio y Lara (Ovidio, la llama Muta, Fasti II 583-616), aunque su origen parece relacionado con las fuerzas oscuras de ahí su relación con Larentia, y Mania, diosa de los muertos etrusca. Son representados como dos adolescentes con el cuerno de la abundancia en la mano, con túnica corta y apoyados en un pie. Hay tres tipos de Lares:

- lares compitales o viales: se colocaban en los cruces de caminos y en las intersecciones importantes en el interior de unas capillas o sobre unos altares. Iban siempre en pareja y su función era la de proteger al caminante.

- lares praestites: protectores de las murallas y también se colocaban de dos en dos. Se les representaba como dos jóvenes sentados, con una lanza en la mano izquierda y un perro entre ambos. En época imperial se les convirtió en lares estatales y se levantó en su honor un templo.

- lar familiar: era el que se veneraba en cada casa como personificación del espíritu protector del hogar. En un principio era sólo uno pero en época imperial, por influencia de los anteriores, se desdobló en dos. Aparecía como un adolescente que portaba una pátera en una mano y una cornucopia en la otra, tocándose con una corona de flores. Se colocaban en el larario, que bien podía ser una habitación completa (los más habitual en las grandes villas imperiales) o un pequeño altar en el atrio.

Sus fiestas más importantes eran las Compitalia. En Macrobio, Saturnalia, I , VII, 34 leemos que en su origen bajo el reinado de Tarquinio el Soberbio se ofrecían sacrificios humanos de niños a la diosa Mania, y después el cónsul Junio Bruto ordenó que se ofrecieran a la diosa cabezas de ajo o de amapola en vez de cabezas humanas. La noche anterior a la celebración, el cabeza de familia colgaba tantas pelotas de lana(pilae, v. Festo Lexicon XIV) y muñecos (maniae et effigies, v. Festo, Lexicon XI) del mismo material como esclavos y personas libres, respectivamente, había en cada casa, para que la diosa Manía (la muerte) se contentara con estos objetos y respetara las vidas. El día de la fiesta los campesinos colgaban en estos templetes sus herramientas de trabajo, y ofrecían sacrificios de cerdos o pasteles, según la situación económica de cada uno. Después se celebraba un festín en el que participaban todos los miembros de la familia, incluidos los esclavos, a los que se dejaba descansar ese día y se daba doble ración de vino. Catón. De Agri Cultura,57


Había sido instituida por Servio Tulio, pero fue decayendo durante la República. Augusto la restauró, y al dividir Roma en 14 distritos y éstos en 265 barrios (vici), en cada uno de los cuales levantó una capilla en la que junto a los Lares hacía colocar la imagen de su Genio, vestido con toga y en actitud de realizar un sacrificio. Ovidio, Fasti V 135-148

Andaba yo buscando las estatuas de los dioses gemelos arruinadas por el poder destructor del paso de los años, ¡y precisamente Roma posee mil Lares y el Genio del jefe que ha establecido su culto público, y cada barrio rinde culto a las tres divinidades!


Pervivencia de los lares:
-en el vocabulario lar equivale a hogar, casa,
en valenciano (tomado del Gran Diccionari de la LLengua Catalana)

(1360; del ll. Lar, Laris 'cada un dels déus protectors de les famílies, que solien tenir una capelleta damunt el fogar de la casa')
f1 CONSTR Lloc d'una casa amb paviment de pedra o de toves refractàries on hom fa foc per a escalfar-s'hi o per a cuinar, proveït de xemeneia de campana ampla per a la sortida dels fums. És anomenada també llar de foc, xemeneia o escalfapanxes.
2 Casa 3 1
3 llar d'infants ENSENY Institució educativa dedicada a tenir cura dels infants de 0 a 3 anys.

- y en castellano tenemos los mismos significados (según la RAE)

1. m. hogar (ǁ sitio de la lumbre en la cocina).
2. m. Mit. Cada uno de los dioses de la casa u hogar. U. m. en pl
3. m. pl. Casa propia u hogar.

-en nuestras tradiciones. Los lares, con la llegada del cristianismo se fueron asimilando a las nuevas creencias y pasaron a ser el ángel de la guardia de cada uno, el lar personal, el santo patrón, el lar urbano... Así encontramos en Hispania relaciones evidentes entre los lares viales que protegen los caminos y San Juan Hospitalario, quien heredó los templos construidos en los caminos para los lares. A este respecto leed este interesante artículo de Lares y Julianes, del arquitecto Carlos Sánchez-Montaña.

La imagen del larario la he tomado de esta página Caesaris domus, que nos hace una visita por la domus romana reconstruida en Augusta Raurica y la segunda imagen es del libro
Imagines Deorum, Qui Ab Antiquis Colebantur de Vincenzo Cartari, Lyon, 1581.