diumenge, 7 de gener de 2007

Agonalia

Además del agonium de Jano que se celebra el 9 de enero hay otros tres agonia en el año, que son el 17 de marzo, el agonio de Marte, el 21 de mayo, el de Veyovis, y el 11 de diciembre, el de Sol Indígete. El rex sacrorum inmolaba un carnero en la Regia, según Varrón, L Latina VI,III . En Ovidio Fasti I, 317-334 se ofrecen distintas explicaciones etimológicas. La más adecuada es la que relaciona Agonium con el nombre del sacerdote que encarga del sacrificio ago(agonis) que a su vez parece derivar de la frase ritual que decía antes de comenzar el sacrificio, ya que preguntaba al Rex sacrorum "agone?", pidiendo permiso para actuar. También la recoge Varrón op. cit. Faltaría explicar por qué si era la frase con la que se iniciaban todos los sacrificios sólo se llaman así estos cuatro. El profesor Marcos Casquero piensa si podría deberse a que en algún momento se consideraron estos cuatro como los sacrificios por excelencia.

La ceremonia del sacrificio (tomado del trabajo de José Delgado, La legislación pontifical en la práctica cultual romana)

El sacrificador formulaba en primer lugar la precatio o fórmula ritual, extendía a lo largo del lomo del animal la mola salsa preparada por las Vestales, vertía un poco de vino sobre la frente del animal y recorría su lomo con el cuchillo sacrificial; este rito enunciaba la consagración de la víctima, transfiriéndola a la propiedad divina. La precatio inicial expresaba las condiciones precisas de su desarrollo (dios destinatario, ofrenda, legitimidad de la demanda y finalidad del sacrificio) el gesto con el cuchillo articulaba su significado simbólico, la harina con la que estaba compuesta la mola salsa representaba el origen humano y la pureza de la víctima y el vino remitía a los dioses.(...)