dissabte, 23 de febrer de 2008

El origen del año bisiesto (bissextum)


Este año 2008 es un año bisiesto, por lo que el mes de febrero tiene un día más (29 días). El origen del año bisiesto hay que buscarlo en el calendario romano.

Tanto el calendario más antiguo, llamado de Rómulo, que constaba de 10 meses y 304 días, como el posterior de Numa, con 12 meses y 355 días, estaban basados en ciclos lunares por lo que quedaban cortos con respecto al año solar. Esto producía desfases estacionales importantes que se intentaron solucionar mediante la intercalación de un mes al que se llamaba según Plutarco, en Numa XVIII y Caesar LIX, mercedonius.

Ya Numa Pompilio decretó que se añadieran 22 y 23 días alternativamente cada dos años, en el mes de Febrero (Censorino De die Natali XX, 6) y Macrobio nos da la fecha exacta en Saturnalia XII, 15
Romani non confecto Februario sed post vicesimum et tertium diem eius intercalabant, Terminalibus scilicet iam peractis: deinde reliquos Februarii mensis dies, qui erant quinque, post intercalationem subiungebant.

El mes intercalar se añadía después de las Terminalia que se celebraban el 23 de febrero y los cinco días de febrero se unían a los 22 o 23 del mes intercalar que quedaba finalmente de 27 o de 28 días.

Además determinó que fueran los pontifices los encargados de regular la intercalación, pero algunos de estos actuaron en ocasiones movidos por intereses personales, por simpatías o por odios y añadían más o menos días de los que correspondían con lo que en lugar de corregir un desfase temporal lo aumentaron. (Censorino, Die Natali XX, 6-7).

Encontramos en César algunas frases que nos ilustran este desorden en el calendario, así en De Bello Civili III, nos dice:


cap 6 pridie nonas ianuarias naves solvit levó anclas el 4 de enero
cap 9 iamque hiems appropinquabat y ya se acercaba el invierno

En el año 46 a C César intentó corregir estos errores del calendario para lo que recurrió al matemático y astrónomo Sosígenes según nos cuenta Censorino (op.cit XX, 10) :

La confusión llegó tan lejos, que César, Pontifex Maximus, en su tercer consulado con Lépido como colega, insertó entre noviembre y diciembre dos meses intercalares de 67 días, habiendo ya recibido el mes de febrero una intercalación de 23 días, e hizo así que el año completo consistiera en 445 días. Al mismo tiempo previendo que no se incurriera en el futuro en errores similares, suprimió el mes intercalar y conformó el año civil al curso solar. Para ello, a los 355 días del año previamente existente añadió diez días, que distribuyó entre los siete meses que tenían 29 días, de tal forma que ianuarius, sextilis y december recibieron dos cada uno, y los demás sólo uno (...) y por el cuarto de día que él consideraba que completaba el año, estableció la regla de que cada cuatro años debía intercalarse un día donde el mes se había insertado antes, esto es, después de las Terminalia; ese día es ahora llamado bissextum.
Este año de 445 días se llamó el año de la confusión, pero según algunos autores fué el último año de la confusión. Como las Terminalia se celebraban el 23 de febrero, el día que se intercalaba era el 24 de febrero, el sexto antes de las kalendas que se llamaba en este año bis sextum kalendas martias, y de ahí la palabra bisiesto.

Nosotros al contar los días que pasan del mes consideramos que se añade un día al final de febrero y que pasa de tener 28 días a 29, pero para los romanos se repetía un día del interior del mes.

En un año bisiesto los últimos días de febrero eran llamados así por los romanos:

Feb. 23 a. d. VII. Kal. Mart.
Feb. 24 a. d. VI. Kal. Mart. posteriorem.
Feb. 25 a. d. VI. Kal. Mart. priorem.
Feb. 26 a. d. V. Kal. Mart.
Feb. 27 a. d. IV. Kal. Mart.
Feb. 28 a. d. III. Kal. Mart.
Feb. 29 Prid. Kal. Mart.


Según leemos en Celsus libro 39 digestorum,el día que se añadía sería el 24 al que se llama posterior por la manera de contar al revés, tomando como referente la fecha fija siguiente, o sea, las kalendas de Marzo.

Cum bisextum kalendis est, nihil refert, utrum priore an posteriore die quis natus sit, et deinceps sextum kalendas eius natalis dies est: nam id biduum pro uno die habetur. Sed posterior dies intercalatur, non prior



divendres, 15 de febrer de 2008

Chistes de relojes de sol

He encontrado esta página con chistes de relojes de sol. Os pongo aquí dos para sonreir un poco.





Hoy como ayer, nada nuevo bajo el sol.












¿Quién dijo que los relojes digitales son modernos?

dissabte, 9 de febrer de 2008

Idibus

Al principio los romanos tenían un calendario lunar y los meses estaban marcados por las fases de la luna. Así Ovidio en Fasti III, 883-884 nos dice Luna regit menses (la luna regula los meses).

Leemos en Varrón en De Ling. Lat. VI que la palabra latina mensis, como la griega μήν o μείς, está evidentemente conectada con la palabra luna, que en griego se decía μήνη, como también lo están en inglés, month, o en alemán, monath. Además en la lengua griega el nombre νουμηνία (nueva-luna), dado al primer día del mes, o ἕνη καὶ νέα, dado al último día de un mes, y el término dijomenía o dichomenía, διχομηνία, la mitad del mes, la luna llena, revela claramente su origen lunar.

En el desarrollo del ciclo lunar el punto culminante corresponde a la luna llena, fecha en que los romanos fijan los idus (que podríamos relacionar con la dijomenía griega). Los idus debido al número de dias de los meses pueden ser el día 15 (en marzo, mayo, julio y octubre) o el día 13 en el resto de meses.

La forma antigua de la palabra idus y que aparece en los Fastos era eidus. Para Varrón se trataría de un préstamo etrusco o ( con más posiblemente) sabino: Idus ab eo quod Tusci Itus, vel potius quod Sabini Idus dicunt.

También Macrobio relaciona con el verbo iduare, que dice equivale a dividere, Saturnalia I, XV, 17 , ut Idus vocemus diem qui dividit mensem. Iduare enim Etrusca lingua dividere est

Los idus están consagrados a Júpiter por ser el dios del cielo luminoso y de los resplandeceres nocturnos. Así Macrobio nos explica que el día de la luna llena, los idus, la luminosidad del día no acaba con el ocaso del sol, sino que la claridad del día y de la noche se mantiene por el resplandor de la luna. Saturnalia, XV, 14 Iure hic dies Iovis fiducia vocatur, cuius lux non finitur cum solis occasu, sed splendorem diei et noctem continuat inlustrante luna: quod semper in plenilunio, id est medio mense, fieri solet

En los idus de todos los meses se celebraban festividades o aniversarios importantes. Así por ejemplo:

Idus Ianuariae, 13 de enero: Sacrificio a Júpiter. En los idus, el casto sacerdote, en el gran templo de júpiter, ofrece a las llamas las entrañas de un carnero castrado. El flamen Dialis ofrecía los idus de cada mes un sacrificio de una ovis idulis, oveja de los idus

Idus Februariae, 13 de febrero: Sacrificio a Fauno y Gesta de los 306 Fabios. Para Horacio, empieza la primavera, ver init!

Idus Martiae, 15 de marzo: Aniversario del asesinato de César. Fiesta de Anna Perenna.

Idus Maiae, 15 de mayo: Dedicadas a Mercurio

Idus Iuniae, 13 de junio: Comienza el período más apto para las bodas.

Idus Augustae, 13 de agosto: Consagrados a Diana

Idus Septembres, 13 de septiembre: los magistrados comienzan su mandato, ceremonia del clavus annalis

Idus Octobres, 15 de octubre: final del ciclo guerrero, con la fiesta del October equus.

Idus Novembres, 13 de noviembre: Se celebraba el epulum Iovis, banquete de Júpiter.

Y ahora que conocemos más detalles sobre los idus podemos considerar si es apropiada (desde el punto de vista del calendario romano) la leyenda que aparece en esta viñeta publicada recientemente en un periódico sobre la decisión de Mariano Rajoy de no incluir a Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre en la lista electoral, que se hizo pública el 15 de enero.


dissabte, 2 de febrer de 2008

Pax et Ara Pacis

Divinidad abstracta a la que Augusto erigió un altar, Ara Pacis Augustae, que se conserva en la actualidad.
La diosa Pax se corresponde con la diosa griega ΕΙΡΗΝΗ, hija de Temis, la diosa que rige las leyes eternas y del poderoso Zeus. Hermana de Justicia, ΔΙΚΗ, y de Equidad, ΕΥΝΟΜΙΑ, juntas eran las HORAE que proporcionan riqueza y prosperidad. Las tres están profundamente relacionadas. No hay paz sin justicia y buen gobierno, no hay buen gobierno sin paz y sin justicia, no hay justicia sin paz y buen gobierno. Tienen un doble significado:

-De un lado son divinidades del orden, nacen como reguladoras de los conflictos propios de una comunidad que inicia su institucionalización, y completan la creación y organización del mundo formulada por Zeus.

-De otro, son creadoras de abundancia, de riqueza. Ellas, que no tienen vida independiente, son las que aseguran el equilibrio social entre las comunidades de los humanos, y, por tanto, favorecen la abundancia. En resumen, todo un programa para la ciudad de los hombres que comienza a constituirse. La Justicia, la Equidad y la Paz son las que proporcionan la riqueza, la abundancia y la prosperidad a los mortales.

Aparece con la tradicional rama de olivo y el caduceo, o también con la cornucopia, el laurel, la serpiente, el timón, o quemando armas. Incluso mediante otros signos como altar dedicado a la Paz, o bien un templo cerrado, atendiendo éste último al valor simbólico dado a cerrar el Templo de Jano en tiempos de Paz. Perdura en la actualidad la relación del olivo con la paz, como podemos ver en este interesante artículo en De re coquinaria. Para conocer el origen de símbolos de la paz más actuales visita esta página.


Su fiesta se celebraba el 30 de enero, por ser este el aniversario de la inaguración del altar en el año 9 a C. Ovidio nos dice respecto a esto (Fastos I , 709-722)

El desarrollo mismo del poema nos ha ido conduciendo hasta el Altar de la Paz: éste día será el segundo contando desde el final del mes. ¡Preséntate, oh Paz, con tus elegantes cabellos coronados con los laureles de Actio, y permanece apacible en el mundo entero! Dado que no existen enemigos, tampoco existe motivo para celebrar triunfos: tú serás para nuestros jefes una gloria mayor que la que proporciona la guerra. Que el soldado lleve solamente armas para refrenar las armas enemigas, y que la fiera trompeta no resuene más que para las procesiones solemnes. Que tanto las tierras vecinas como las alejadas teman a los descendientes de Eneas. Si existe algún país que teme poco a Roma ¡que la ame!. Sacerdotes arrojad incienso a las llamas del altar de la Paz, y que una blanca víctima caiga con la frente hendida; suplicad que los dioses presten atención a vuestras piadosas plegarias para que viva eternamente con la Paz la Casa que nos la garantiza.

El Ara Pacis:

En el día 4 de julio de 13 aC se fecha la constitutio del Ara Pacis Augustae por parte del senado, para festejar el retorno de Augusto quien después de tres años de ausencia de Roma dispone ya de supremo poder en el Imperio y reina la paz en el mundo romano. Por ello, el Senado decide erigir un monumento que celebre, precisamente esta Paz Augústea. Así el Ara Pacis marca un hito histórico, celebrando la clausura del templo de Jano, dios de la guerra, inagurando la paz que Augusto ha llevado a Roma. El propio Augusto nos lo cuenta en las Res gestae Divi Augusti

12. El mismo año, en virtud de un senadoconsulto, parte de los Pretores y de los Tribunos de la plebe, acompañados por el Cónsul Quinto Lucrecio y por los ciudadanos más principales, salió a mi encuentro en Campania: honra que a nadie se había conferido con anterioridad Cuando regresé de Hispania y de Galia, durante el consulado de Tiberio Nerón y Publio Quintilio [13 a.C.], tras haber llevado a cabo con todo éxito lo necesario en esas provincias, el Senado, para honrar mi vuelta, hizo consagrar, en el Campo de Marte, un altar dedicado a la Paz Augusta y encargó a los magistra­dos, Pretores y Vírgenes Vestales que llevasen a cabo en él un sacrificio en cada aniversario.


13. El templo de Jano Quirino, que nuestros ancestros deseaban permaneciese clausurado cuando en todos los dominios del pueblo romano se hubiera establecido victoriosamente la paz, tanto en tierra cuanto en mar, no había sido cerrado sino en dos ocasiones desde la fundación de la Ciudad hasta mi nacimiento; durante mi Principado, el Senado determinó, en tres ocasiones, que debía cerrarse.

Cuatro años después de su inicio, las obras estaban ya concluidas: en el día 30 de enero de 9 aC. se data la dedicatio del altar, precisamente y no por casualidad en esa fecha pues Augusto quiso que los hechos de su vida estuviesen en relación con su obra de gobierno y así eligió el día del cumpleaños de su tercera esposa, Livia; también los miembros de su familia están representados en la procesión del Ara Pacis; y además construyó el horologium Augusti, un gran reloj de sol en el Campo de Marte y el dia de su cumpleaños, el 23 de septiembre, la sombra del obelisco que hacía de gnomon de este gigantesco reloj-calendario señalaba el centro del altar de la Paz.

Descripción del altar de la Paz

Recinto de cuatro muros rectangulares, con una estructura simétrica en forma de U en su interior (mensa del altar) sobre un cuadrado con escalones alrededor. Tiene dos puertas alineadas sobre el eje de simetría, en sentido O-E y N-S. La puerta occidental tiene una escalera (casi rampa) de acceso que continúa con los escalones del altar. En los muros exteriores hay relieves de mármol blanco, divididos en dos temas decorativos: abajo, tema vegetal, y arriba el tema es figurativo con la representación de escenas míticas a los lados de las dos entradas y con un desfile de personajes sobre los otros lados.

Separando plantas y humanos hay una cenefa que da la vuelta a toda la edificación esta formada sobre un dibujo que esquematiza una sucesión de ondas, haciendo una linea quebrada: cuando se acaba el espacio da la vuelta, superponiéndose revertida al primer trazo, continuando aquella misma linea y haciendose así el dibujo de una esvástica. Es un simbolo del sol naciente; manifiesta el recorrido solar, como una bola girando diariamente en el cielo, repitiendo su camino, como se va repitiendo el dibujo de la esvástica en el Ara Pacis; es un símbolo del trabajo de los astros, que no se acaba nunca y que siempre es el mismo.


En el interior los muros tienen otra decoración, la parte inferior hay una empalizada que imita tablones verticales, después una cenefa de hojas de plama y en la superior guirnaldas con flores, frutos cintas y bucráneos.

Frederic Chordá en su obra De lo visible a lo virtual nos da esta interpretación del altar: El altar es la expresión religiosa del mundo, según los Romanos, ordenado y balizado en función de los cuatro puntos cardinales y el centro, en función del curso solar, marcando su camino en el eje de simetría que sube y con su luz permite que las cosas sean, y da forma al paso del tiempo con su curso, y es el vehículo para acceder al dios, representado por el Sol: Ellos suben desde la profundidad de la noche hasta la cima del mediodía, donde el dios baja con toda su fuerza y esplendor. La cenefa manifiesta la esencia del Ara, uniendo círculo (sol), cuadrado (mundo), devenir( curso solar) y estabilidad (inmovilidad terrestre)

Augusto y sus acompañantes, representando al pueblo romano, participan en este rito; hay una gran semejanza entre este acto de culto ordenado, el ritmo del mundo establecido por dios y su gobierno. Y dios le manifiesta que se complace aceptando la ofrenda y manteniendo el Tiempo y el Mundo.




La reconstrución del Ara Pacis A finales del siglo XV se fueron descubriendo y restaurando los paneles esculpidos del Ara Pacis, y a principios del XX, se encontraron sus cimientos que se excavaron en 1936 con grandes dificultades. Como los trabajos ponían en peligro los edificios circundantes se reconstruyó el altar de la Paz en otro lugar cerca del Mausoleo de Augusto, cambiando la orientación. En ese momento se intentó hacer un paralelismo entre Mussolini y su regimen fascista, y Augusto, y su Edad de Oro, para dar más fuerza a esta identificación, la restauración se inaguró el 23 de septiembre de 1938 como conmemoración del bimilenario del nacimiento de Augusto.
El año 2006 se inaguró con cierta polémica el nuevo Museo del Ara Pacis, proyectado por Richard Meier.

La fiesta de la PAZ en la actualidad: Desde 1964, el dia 30 de enero se celebra el Dia Escolar de la No Violencia y la Paz en conmemoración del asesinato de Mahatma Gandhi, el hombre que con su lucha pacífica consiguió que la independencia de la India, su pais natal, fuera una realidad y que fué tiroteado por un fanático el 30 de enero de 1948.


En los centros se suelen preparar actividades especiales para ese día. Como sugerencia de aplicación didáctica se puede realizar la maqueta del Ara Pacis Augustae construida tomando como imágenes estos magníficos dibujos y rebuscando en internet para reproducir lo más fielmente posible todos los detalles.

Pero también se puede trabajar con los alumnos en menos tiempo esta pequeña reproducción del Ara Pacis con formato de caja para el alumnado.

Así lo hemos hecho en el IES Ausiàs March de Manises, Calíope y en el IES nº 3 de Cheste, La llama de Vesta