dissabte, 23 febrer de 2008

El origen del año bisiesto (bissextum)


Este año 2008 es un año bisiesto, por lo que el mes de febrero tiene un día más (29 días). El origen del año bisiesto hay que buscarlo en el calendario romano.

Tanto el calendario más antiguo, llamado de Rómulo, que constaba de 10 meses y 304 días, como el posterior de Numa, con 12 meses y 355 días, estaban basados en ciclos lunares por lo que quedaban cortos con respecto al año solar. Esto producía desfases estacionales importantes que se intentaron solucionar mediante la intercalación de un mes al que se llamaba según Plutarco, en Numa XVIII y Caesar LIX, mercedonius.

Ya Numa Pompilio decretó que se añadieran 22 y 23 días alternativamente cada dos años, en el mes de Febrero (Censorino De die Natali XX, 6) y Macrobio nos da la fecha exacta en Saturnalia XII, 15
Romani non confecto Februario sed post vicesimum et tertium diem eius intercalabant, Terminalibus scilicet iam peractis: deinde reliquos Februarii mensis dies, qui erant quinque, post intercalationem subiungebant.

El mes intercalar se añadía después de las Terminalia que se celebraban el 23 de febrero y los cinco días de febrero se unían a los 22 o 23 del mes intercalar que quedaba finalmente de 27 o de 28 días.

Además determinó que fueran los pontifices los encargados de regular la intercalación, pero algunos de estos actuaron en ocasiones movidos por intereses personales, por simpatías o por odios y añadían más o menos días de los que correspondían con lo que en lugar de corregir un desfase temporal lo aumentaron. (Censorino, Die Natali XX, 6-7).

Encontramos en César algunas frases que nos ilustran este desorden en el calendario, así en De Bello Civili III, nos dice:


cap 6 pridie nonas ianuarias naves solvit levó anclas el 4 de enero
cap 9 iamque hiems appropinquabat y ya se acercaba el invierno

En el año 46 a C César intentó corregir estos errores del calendario para lo que recurrió al matemático y astrónomo Sosígenes según nos cuenta Censorino (op.cit XX, 10) :

La confusión llegó tan lejos, que César, Pontifex Maximus, en su tercer consulado con Lépido como colega, insertó entre noviembre y diciembre dos meses intercalares de 67 días, habiendo ya recibido el mes de febrero una intercalación de 23 días, e hizo así que el año completo consistiera en 445 días. Al mismo tiempo previendo que no se incurriera en el futuro en errores similares, suprimió el mes intercalar y conformó el año civil al curso solar. Para ello, a los 355 días del año previamente existente añadió diez días, que distribuyó entre los siete meses que tenían 29 días, de tal forma que ianuarius, sextilis y december recibieron dos cada uno, y los demás sólo uno (...) y por el cuarto de día que él consideraba que completaba el año, estableció la regla de que cada cuatro años debía intercalarse un día donde el mes se había insertado antes, esto es, después de las Terminalia; ese día es ahora llamado bissextum.
Este año de 445 días se llamó el año de la confusión, pero según algunos autores fué el último año de la confusión. Como las Terminalia se celebraban el 23 de febrero, el día que se intercalaba era el 24 de febrero, el sexto antes de las kalendas que se llamaba en este año bis sextum kalendas martias, y de ahí la palabra bisiesto.

Nosotros al contar los días que pasan del mes consideramos que se añade un día al final de febrero y que pasa de tener 28 días a 29, pero para los romanos se repetía un día del interior del mes.

En un año bisiesto los últimos días de febrero eran llamados así por los romanos:

Feb. 23 a. d. VII. Kal. Mart.
Feb. 24 a. d. VI. Kal. Mart. posteriorem.
Feb. 25 a. d. VI. Kal. Mart. priorem.
Feb. 26 a. d. V. Kal. Mart.
Feb. 27 a. d. IV. Kal. Mart.
Feb. 28 a. d. III. Kal. Mart.
Feb. 29 Prid. Kal. Mart.


Según leemos en Celsus libro 39 digestorum,el día que se añadía sería el 24 al que se llama posterior por la manera de contar al revés, tomando como referente la fecha fija siguiente, o sea, las kalendas de Marzo.

Cum bisextum kalendis est, nihil refert, utrum priore an posteriore die quis natus sit, et deinceps sextum kalendas eius natalis dies est: nam id biduum pro uno die habetur. Sed posterior dies intercalatur, non prior



3 comentaris:

Charo Marco ha dit...

Amparo, felicidades por el artículo, está fenomenal.

Lo cierto es que es difícil resumir todos los datos referentes a este tema.


Besos

Amparo ha dit...

Gracias Charo. Como dices hay muchos datos importantes sobre el calendario romano que no he tratado, pero quería centrarme en el bisiesto y no extenderme demasiado.
Poco a poco iré repasando los calendarios con más detalle.

maría josé ha dit...

Muchas gracias. Como ya te he dicho, hemos gastado tu artículo en clase y por fin hemos entendido bastante bien el origen del año bisiesto. Sobre todo, muchas gracias por aclarar la cuestión del posteriorem, que me tenía un poco confusa.