dissabte, 1 de març de 2008

30 de febrero y las calendas griegas

Dejar algo pendiente ad kalendas graecas es dejar algo pendiente con intención de no hacerlo nunca. La razón es que las calendas es una ficha fija del calendario romano que no existe en el calendario griego. Esta expresión la acuñó, según Suetonio, el emperador Augusto (Augusto 87), quien al hablar de los malos pagadores decía

ad Kal. Graecas soluturos pagarán en las calendas griegas

Muchas veces al explicar esta frase, queriendo clarificarla la he comparado con nuestro calendario y he dicho que sería algo así como si nosotros dijéramos dejar algo para el 30 de febrero. Pues no es adecuada la comparación...porque aunque en el momento presente no existe, sí que ha existido el 30 de febrero.

En concreto ha habido tres:

- Suecia seguía el calendario juliano, pero para utilizar el calendario gregoriano debían suprimirse 10 días. Les pareció que hacer esto de golpe era una medida muy drástica y decidieron hacerlo paulatinamente eliminando cada año un día a partir del 1700, con lo que el año 1710 ya estarían de acuerdo con el gregoriano (según otros autores la propuesta era suprimir todos los días bisiestos hasta el 1740). Sin embargo no se siguió el plan previsto con lo que para volver a sincronizarse con calendario juliano hubo que añadir un día suplementario en febrero de 1712 que se convirtió doblemente en bisiesto y contó con un mes de febrero de 30 días.

En 1753, Suecia finalmente utilizó el calendario gregoriano y se pasó del 17 de febrero al 1 de marzo.

-En Rusia desde el año 1929 hasta el año 1940 estuvo en vigor el calendario revolucionario soviético, en el que todos los meses tenían 30 días y los cinco restantes estaban intercalados en los meses. En los años bisiestos se añadiría un día a febrero que pasaría a tener 31!.
Pero a partir del 1932 la duración de los meses volvió a ser la del calendario gregoriano por lo que hubo dos 30 de febrero en el año 1930, y en 1931.

Así que para expresar que algo no se hará nunca lo más adecuado es volver a los clásicos y decir ad kalendas graecas!



La imagen son las hojas del mes de febrero de un calendario sueco de 1712, que he tomado de esta página. En la segunda página al final se lee 30 "Tillökad", es decir, "añadido".




3 comentaris:

Charo Marco ha dit...

Amparo, cuando nos comentaste que había un 30 e incluso 31 de Febrero, estaba deseando leer la explicación.

Muchas gracias por la información.

Besos

Amparo ha dit...

Lo del 30 de febrero resulta sorprendente ¿verdad?...
Gracias Charo, siempre me animas con tus comentarios.

Anònim ha dit...

Interesante! Gracias