diumenge, 5 d’octubre de 2008

Un reloj?... y un jamón! I

Eso debieron pensar quienes el 11 de junio de 1755 encontraron este original reloj de sol en las excavaciones de Portici, localidad próxima a Herculano.

Es un reloj solar de altura del tipo de los “relojes de pastor” con el trazado horario sobre una superficie no plana, de los que Vitruvio señala como viatoria pensilia, que se encuentra en la actualidad en el Museo Arqueológico de Nápoles.


En el libro Antichità di Ercolano esposte, (Volumen III, prefacio) encontramos una completa descripción de este reloj, al que los miembros de la Reale Accademia Ercolanese dataron en el 28 d C, y al que por su figura y por la desigualdad de su superficie llamaron prosciutto di Portici, jamón de Portici, pues parece un jamón colgado por la pata en un anillo móvil.

Los Académicos hicieron algunas conjeturas sobre el por qué de esta forma para un reloj solar:

  • que estaba relacionado con el cognomen del autor o del dueño del reloj, como Suilli, o con el sobrenombre de Perna como otros se llamaban Scrofa. ( Macrobio Sat I, 6, 28-29)


Descripción del reloj:

El principio de la cola llevada hacia delante servía de gnomon, para marcar con su sombra los días y meses trazados por las siete lineas verticales y paralelas que se leen en la superficie del jamón.



Podemos ver los nombres de los doce meses del año empezando por la última linea, que es la más corta, y yendo hacia atrás, hacia la primera que es la más larga, bajo IAnuarius está DEcember, bajo FEbruarius está NOvember, bajo MArtius está OCtober, bajo APrilis, SEptember, bajo MAius, AVgustus y bajo IVnius, Ivlius. (CIL X 8071). Así:

IV

MA

AP

MA

FE

IA

IV

AV

SE

OC

NO

DE

Junto a estas lineas verticales están marcadas otras siete lineas transversales. La unión de la linea vertical y la transversal muestra la extensión de la sombra del gnomon en la entrada del sol en cada uno de los signos del Zodíaco; la continuación de este punto en la línea transversal señala el sucesivo paso del sol de uno a otro de los 12 signos solares y todas juntas representan el movimiento del Sol por la eclíptica. La primera línea vertical, que es la más larga de todas, marca la sombra del gnomon a la entrada del sol en cáncer, o en ele solsticio de verano en el mes de Junio, que es el señalado por esta línea en la parte inferior.

La última, que es la más corta, marca la entrada del sol en el signo de Capricornio, o en el solsticio de invierno, que tiene lugar en el mes de Diciembre, que es el marcado debajo.

La línea del medio, o la cuarta, señala la entrada del sol en los signos equinocciales, en los signos de Aries y de Libra en los meses de Marzo y Septiembre, que están señalados en la parte inferior.

Y así las demás líneas:

-la segunda indica la sombra en los signos de Leo y Géminis, es decir, Julio y Mayo;

-la tercera, en los signos de Virgo y Tauro, o sea, Agosto y Abril,

-la quinta, Escorpión y Piscis, y los meses de Octubre y Febrero y por último,

-la sexta, los signos de Sagitario y Acuario en los meses de Noviembre y Enero

Las siete lineas transversales son las que señalarían las doce horas del día, seis antes del mediodía y seis después del medio día. La sombra del gnomon desciende sucesivamente por cada una de ellas, comenzando por la segunda linea transversal de arriba hacia abajo, que marca la prima hora, el amanecer, y después la tercera, indica la secunda hora, y así la cuarta linea, la tertia hora, la quinta, la cuarta hora, la sexta línea, la quinta hora, y la séptima línea, la sexta hora o sea, el mediodía. Y después retrocediendo la sombra marcaría las otras seis horas de la tarde, comenzando por la sexta, que sería la septima hora, y subiendo en sentido inverso desde aquí hasta la última hora o el ponerse de sol en la primera linea, Así:

-la quinta linea, que sería la hora octava,

-la cuarta linea, la hora novena,

-la tercera, decima,

-la segunda, undecima

y la primera, duodecima

Los Académicos para hacer el experimento eligieron el día del equinoccio de primavera, porque en esta fecha las horas romanas coinciden con las nuestras. También completaron con cera la cola del jamón que hace de gnomon que se prolongó hasta el plano de la primera linea horaria. Tras suspenderlo por su anilla, quedó perfectamente equilibrado en vertical por su propio peso y se dispuso de manera la extremidad de la punta del gnomon que, moviendo su sombra sobre la cuarta linea vertical, o sea paralelo al equinoccio, exactamente marcara la hora prima del día, contando desde el despuntar del sol en el horizonte. y observaron maravillados que fielmente seguía marcando con exactitud las restantes once horas del día. Pero tuvo un error de dos a tres minutos en la hora secunda y decima (tercera linea transversal) que explicaron por cualquier alteración en la superficie del reloj.

Entonces calcularon la elevación del polo que se encuentra a 41 39 45 grados., que no corresponde con los 40 50 15 grados de elevación de Nápoles o de Herculano, por lo que dedujeron que este cuadrante fue hecho en Roma.

Asimismo dataron el reloj en el año 28 d C. con cálculos sobre la oblicuidad de la eclíptica.

Hemos de agradecer la gentileza de los responsables del Museo Arqueológico de Nápoles al permitir a nuestro Hermes hacer las fotografías del reloj que ilustran este artículo, (ya le conocéis ¿quién se puede resistir a sus divinas palabras?).