diumenge, 24 de març de 2013

El relojero de la calle de la Sal


Imagen de Panoramio
En estos días de fallas he tenido oportunidad de hacer una escapada a Madrid para visitar la exposición de POMPEYA y poder disfrutar de la compañía de mis amigos madrileños que se han vuelto a superar como cicerones descubriéndome nuevos rincones curiosos de su ciudad.

Uno de ellos ha sido este simpático relojero, un autómata diseñado por Antonio Mingote que se encuentra en la calle de la Sal cerca de la Plaza Mayor. Forma parte de la decoración de la Antigua Relojería, establecimiento fundado en 1880 y reformado en varias ocasiones para recuperar la estética galdosiana.

En este carrillón hay varios tipos de relojes: dos de sol, uno decorativo en la parte más alta y otro en el frontal que da la hora mecánicamente, uno de cuco, que da las horas y otro de arena que gira y cambia de posición.

Fuente de la imagen 
También tiene otra ornamentación con cuatro relojes con la hora actual en Nueva York, Pekín, Sidney y El Cairo.

Cuando da las horas y los cuartos el relojero que lleva en sus manos el reloj con la hora peninsular, levanta la vista de su trabajo, mira a ambos lados de la calle, abre y cierra los ojos mientras suena la música, el chotis "Madrid" o fragmentos de "Gran Vía".

Parece tomarse un descanso en su trabajo y mirar a los muchos transeúntes que pasan por la calle o bien a sus vecinos de enfrente que también son parte de la huella que el dibujante Mingote ha dejado en la ciudad de Madrid. Más imágenes del Madrid de A. Mingote en este enlace.




















Se trata de cuatro trampantojos que simulan los balcones de la casa que hace esquina con la calle Postas y la calle de la Sal. Los personajes que se asoman a estos balcones son un homenaje a Benito Pérez Galdós y a una de sus obras más importantes Fortunata y Jacinta. Así vemos en el primero de ellos  tanto al autor, Pérez Galdós, como a Fortunata y Jacinta y el galán Juanito Santa Cruz en un retrato de la sociedad del siglo XIX, que podéis conocer mejor leyendo este acertado trabajo que describe con detalle cada uno de los cuatro dibujos.

Para que veáis mejor su funcionamiento, os dejo este vídeo encontrado en facebook, ya que por supuesto nuestro viejo relojero tiene su propio perfil.