diumenge, 13 de maig de 2012

¿Por qué las nonas y los idus no caen el mismo día en todos los meses?


El motivo por el que las nonas caen en el día 5 o el 7 y los idus el 13 o el 15 de cada mes hay que buscarlo en la nueva organización que Numa hizo del primitivo calendario de Rómulo. Éste, según vemos en Macrobio en Saturnalia 12, 3-4,

Por consiguiente, no es sombroso que, en medio de esta variedad, los romanos, incluso antaño por obra de Rómulo hubiesen organizado su año en diez meses: el año comenzaba en marzo y estaba compuesto por 304 días, según seis de los meses (abril, junio, sextilis, septiembre, noviembre y diciembre) eran de treinta días, pero cuatro (marzo, mayo, quintilis y octubre) se extendían 31 días;

Altar de Selene. Museo del Louvre
En un principio el calendario romano era lunar y los meses estaban marcados por las fases de la luna. Así Ovidio en Fasti III, 883-884 nos dice

Luna regit menses
La luna regula los meses


Posteriormente Numa Pompilio introdujo cambios para adecuarse correctamente al ciclo lunar, añadiendo 51 días y dividiendo los 355 resultantes en doce meses, con la adición de enero y febrero. Además cada dos años se intercalaba el mes llamado mercedonius de 22/23 días.

En cada mes la secuencia de las fechas fijas se establecía en función de tres fases de la luna:
  • Kalendas el primer día, el día 1 del mes, se correspondía con la luna nueva.
  • Nonas, cuando la luna está en cuarto creciente, nueve días antes de los idus. Caían el 5, en los meses de 29 y el 7 en los de 31 días.
  • Idus, luna llena o plenilunio, diecisiete días antes de las calendas siguientes. Caían el 13, en los meses de 29 y el 15 en los de 31 días.

Seguimos leyendo en Macrobio, Saturnalia 13, 6-7-8 que al considerar portadores de mala suerte a los números pares, hizo que todos los meses fueran impares (de 29 o 31 días), excepto febrero que quedó en 28.

En consecuencia, enero, abril, junio, sextilis, septiembre, noviembre y diciembre tenían 29 días y las nonas el cinco y luego los idus se computaban en todos el día decimoséptimo antes de las calendas.

En cambio, marzo, mayo, quintilis y octubre tenían cada uno 31 días. En éstos las nonas eran el día siete e igualmente los idus se contaban diecisiete días en cada uno hasta las siguientes calendas, pero solo febrero mantuvo 28 días, como si a los infiernos les conviniera una reducción y un número par.

En una tabla nos quedaría así:

NUMA
Meses de 29 días

enero, abril, junio, sextilis, septiembre, noviembre y diciembre
NUMA
Meses de 31 días

marzo, mayo, quintilis y octubre
1 KALENDAS
1 KALENDAS
2
2
3
3
4
4
5 NONAS


9
días
de nonas
a idus
5
6
6
7
7 NONAS
9
días
de nonas
a idus
8
8
9
9
10
10
11
11
12
12
13 IDUS
13
14




17
días
hasta
las kalendas siguientes
14
15
15 IDUS
16
16


17
días
hasta
las kalendas siguientes

17
17
18
18
19
19
20
20
21
21
22
22
23
23
24
24
25
25
26
26
27
27
28
28
29
29
1 KALENDAS
30

31
1 KALENDAS

En el año 45 a.C. César hace nuevos cambios para solucionar el desfase generado por los meses intercalares inadecuados. Para ello añade 10 días más que distribuye de la manera siguiente (op. cit.14, 7-10)

Por otra parte, los diez días que hemos dicho que fueron añadidos por él los distribuyó por este orden. Introdujo dos días en cada uno de los siguientes meses: enero, sextilis y diciembre; uno en abril, junio, septiembre y noviembre. Pero no añadió un día más a febrero, para que no se alterase el temor religioso a los dioses infernales; y a marzo, mayo, quintilis y octubre los mantuvo en su antiguo estado porque ya les era suficiente su número, esto es 31 días.

En cuanto a las nonas y los idus no quiso modificar los días fijados por Numa (5 y 7 para las nonas y 13 y 15 para los idus) de manera que añadió los días en cada mes una vez terminadas todas las fiestas correspondientes, quedando los idus a 19 o 18 días antes de las calendas siguientes.

Por esta razón tienen las nonas el día 7, como lo estableció Numa, puesto que Julio no lo cambió en absoluto; ahora bien, enero, sextilis y diciembre a los que César añadió dos días, aunque comenzaron a tener 31 días después de César sin embargo tienen las nonas el día 5 y las calendas que vienen a continuación desde aquellos idus son calculados desde el 19, puesto que César no quiso que los días que añadía se incorporaran ni antes de las nonas, ni antes de los idus, para no corromper con la reforma el respeto de las nonas o de los idus que ya estaba establecido.


Así resultó que, puesto que todos estos meses a los que añadió días habían tenido esta organización computando hasta el decimoséptimo día del mes siguiente, después, a partir del aumento de los días añadidos, éstos que recibieron dos tenían el cómputo de las calendas hasta el decimonoveno, los que uno hasta el decimoctavo.

De nuevo lo podemos ver más claramente con unas tablas:


CÉSAR
Meses de 31 días
marzo, mayo, quintilis y octubre
CÉSAR
Meses de 30 días
abril, junio, septiembre, noviembre
CÉSAR
Meses de 31 días
enero, sextilis, diciembre
1 KALENDAS
1 KALENDAS
1 KALENDAS
2
2
2
3
3
3
4
4
4
5
5 NONAS

9
días
de nonas
a idus
5 NONAS

9
días
de nonas
a idus
6
6
6
7 NONAS
9
días
de nonas
a idus
7
7
8
8
8
9
9
9
10
10
10
11
11
11
12
12
12
13
13 IDUS
13 IDUS





19
días
hasta
las kalendas siguientes

14
14




18
días
hasta
las kalendas siguientes

14
15 IDUS
15
15
16


17
días
hasta
las kalendas siguientes

16
16
17
17
17
18
18
18
19
19
19
20
20
20
21
21
21
22
22
22
23
23
23
24
24
24
25
25
25
26
26
26
27
27
27
28
28
28
29
29
29
30
30
30
31
1 KALENDAS
31
1 KALENDAS

1 KALENDAS


Conclusión: 

Numa Pompilio estableció que los idus (luna plena) se celebraran diecisiete días antes de las kalendas siguientes (luna nueva), que son el primer día de cada mes. Además las nonas (luna en cuarto creciente) caían siempre nueve días antes de los idus.
Como los meses eran de 31 o 29 días, los idus caían el 15 o el 17, y las nonas, nueve días antes, es decir el 7 o el 5 respectivamente.

Posteriormente César cambia la duración de los meses de 29 días que pasan a ser de 30 o 31 días pero no modifica en absoluto lo establecido por Numa para nonas e idus y otras celebraciones religiosas. De manera que añade los días de más después de estas fechas, así los meses que cuentan 30 o 31 días tienen las nonas y idus igual que antes el 5 y el 13. Aquellos que tienen 7 y 15 son los meses de 31 días que ya estableció Numa.



Aquí os dejo este esquema-resumen del calendario romano que espero os sea útil para trabajar en clase a  la hora de explicar el sistema de notación de los días














Addenda:

Creo conveniente destacar que César al mes sextilis, que posteriormente, pasó a llamarse agosto, le concedió dos días llegando a tener 31, igual que el mes quintilis/julio. Por lo que como comentamos en otro artículo anterior, la anécdota de que fue Augusto quien lo hizo para equipararlo con el mes dedicado a Julio César es fruto de una tradición iniciada por Juan de Sacrobosco en su obra De Anni Ratione de 1232.

También quisiera aclarar que he encontrado traducciones en castellano para idus como femenina, quedando entonces “las idus”. Sin embargo, según el DRAE aunque la palabra idus-us es femenina en latín, no lo es en castellano, de ahí que siempre se lea “los idus". No ocurre lo mismo con las calendas o las nonas, que son femeninas tanto en latín como en castellano.