diumenge, 1 d’abril de 2012

Veneralia, Venus Verticordia y Fortuna Virilis


Venus Verticordia.
Dante Gabriel Rosetti

En las calendas de abril se desarrollaba una fiesta propia de las mujeres que se llama Veneralia, (así aparece en el calendario de Philócalo del siglo IV d C.), en honor de Venus Verticordia y de Fortuna Virilis. Ovidio nos da una completa descripción de las ceremonias en Fasti 133-162

De acuerdo con el ritual honráis a la diosa, madres y esposas latinas; y también vosotras, que no portáis cintas ni largos vestidos. Despojad del cuello de su mármorea estatua los collares de oro, despojadla de sus alhajas: la diosa debe ser bañada toda entera. Una vez que su cuello esté seco, volved a colocarle los collares de oro. Ahora es preciso ofrendarle flores nuevas, ahora hay que presentarle rosas frescas. Prescribe que también vosotras os bañéis coronadas de verde mirto y el motivo de semejante precepto es el siguiente. Enteraos de él. Se encontraba ella desnuda secando en la ribera sus húmedos cabellos, cuando unos sátiros, rijosa comparsa, empezaron a espiar a la diosa; se dió ella cuenta y se cubrió las sienes con protector mirto: este gesto la protegió, y ordena que vosotras lo repitáis.
Escuchad ahora la explicación de por qué ofrecéis a Fortuna Viril incienso en un lugar que riega el agua fresca. Semejante lugar da acogida a todas las mujeres que previamente se han despojado de sus vestidos y puede contemplar cualquier defecto de su desnudo cuerpo. Lo que Fortuna Viril concede y otorga cuando se la susplica con un poco de incienso es que tales defectos se oculten y pasen desapercibidos para los hombres.

No se vacile en tomar adormidera molida mezclada con nívea leche, y miel licuada extraída de los panales: la primera vez que Venus fue conducida a su enardecido esposo bebió este brebaje, y desde ese momento ella se convirtió en su mujer. Propiciarosla con vuestras súplicas: bajo su patrocinio se conservan la belleza, las costumbres y la buena fama. En tiempos de nuestros bisabuelos Roma habia decaído en la salvaguardia de la castidad, y vosotros, antepasados romanos, consultasteis a la Sibila de Cumas. Ordena ella que se erija un templo en honor de Venus. Una vez construído de acuerdo con lo ordenado por la Sibila, Venus toma su nombre de Verticordia por el cambio experimentado en los corazones romanos. ¡Oh tú, dechado de belleza! ¡ Contempla siempre con rostro amable a los descendientes de Eneas, y protege, oh diosa, a tantas jóvenes de tu familia!

Fiesta de Venus Verticordia
Rubens
¿A qué divinidad va dirigida esta ceremonia? Como vemos, excepto por la ofrenda de incienso a Fortuna Virilis, la protagonista de la devoción femenina es Venus Verticordia quien  preside todos los momentos de la ceremonia, que podemos resumir así: las participantes bañan a la estatua de la diosa, y arreglan sus joyas, le ofrecen flores y rosas, después se bañan ellas mismas coronadas de mirto, y toman una bebida sagrada, cocetum que ya había tomado la diosa en el momento de su matrimonio, y finalmente dirigen sus oraciones a Venus la que cambia los corazones hacia la virtud.

Las participantes eran dos tipos de mujeres desde el punto de vista social. Las matronas honrarían a Venus Verticordia, y las humiliores a Fortuna Virilis bañándose en las termas masculinas. Esta opinión surge de la interpretación que Mommsen hizo de la mención más antigua de esta fiesta que se encuentra en el calendario de Preneste 

frequenter mulieres supplicant
(honestiores Veneri Verticordiae)
Fortunae Virili humiliores etiam
in balineis, quod in Us ea parte corporis
utique uiri nudantur, qua feminarum
gratta desideratur (CIL I, 1, p. 262 & 314)


La frase entre paréntesis la añadió teniendo en cuenta lo que dice Lydo en De mensibus: nobiles feminas pro concordia et vita honesta colebant Venerem: plebeiae autem mulieres in virorum balneis lavabant, un honorem illius myrto coronatae... 

Incluso para algunos investigadores como R. Schilling el culto a Fortuna Virilis era una creación tardía que surgió como reacción de las cortesanas y humiliores frente al carácter moralizador de Venus Verticordia.

Sin embargo,  los últimos estudios consideran que el sentido de los Fastos de Preneste es que todas las mujeres ruegan a Fortuna Virilis pero sólo las humiliores practican el rito del baño en las termas masculinas.

Evolución en la fiesta. Fortuna Virilis es una divinidad arcaica cuyo templo se remonta a Servio Tulio y que aparece frecuentemente vinculada a los ritos de paso, pero cuyo culto fue desapareciendo de manera progresiva sustituido, en esta fiesta, por Venus Verticordia hasta el punto de llegar a llamarse la fiesta Veneralia.

Si se examinan los diferentes rituales de la festividad se observa que no son de tradición romana y tienen un carácter innovador:

1.El baño de la diosa es un rito procedente de Grecia y de Oriente.  La intención que subyace en él es el deseo de regenerar las fuerzas de la diosa por la inmersión en agua, iniciando una nueva vida.

2. El cocetum. Se trata de una bebida de origen griego. Es una mezcla de leche, miel y adormidera que tiene un efecto analgésico y calmante en la recién casada y facilita la unión conyugal.
Alma-Tadema

3. El baño que toman las mujeres está, para Ovidio, bajo la protección de Venus pues se bañan coronadas de mirto que le está consagrado. Pero hay serios argumentos a favor de la hipótesis de que se tomaba en honor de Fortuna Virilis y que sería por lo tanto un vestigio de su culto arcaico. En primer lugar, los Fastos de Preneste,  y el texto de Lydus que testimonia claramente que se bañaban en su honor en las termas masculinas. Posteriormente cuando el patronazgo de la fiesta pasó a Venus, únicamente la ofrenda de incienso quedó para Fortuna eclipsada por el prestigio y la popularidad de Venus.

Es interesante averiguar la razón de ese antiguo culto a la diosa Fortuna Virilis puesto que, con cambios, permaneció en época histórica elementos importantes de la fiesta como son el baño, la fecha y el nombre.
Lo primero que nos choca es que mientras que por su nombre es una divinidad de hombres, su culto es practicado por las mujeres. Siguiendo a J. Champeaux, vemos que Fortuna es una divinidad que protege las diferentes etapas de la vida humana. Así del mismo modo que Fortuna Virgo protege a las jóvenes uirgines hasta su matrimonio,  Fortuna Virilis debe acompañar al adolescente en su paso a la categoría de los hombres.  Los beneficiarios del baño ritual son los nuevos uiri, con el objetivo de despertar su capacidad sexual, al igual que la fertilidad y poder de toda la naturaleza.
El significado del rito de las calendas de abril está relacionado directamente con la iniciación de los jóvenes  en la categoría de los uiri, al igual que las fiestas del mes de abril buscan la fertilidad de los campos, en las Cerealia, del ganado,  en las Fordicidia.

Las matronas se encargan de la parte simbólica del ritual vinculado a Venus Verticordia y las cortesanas mantienen la parte más erótica, de manera que todas las mujeres participan en una ceremonia importante para el interés general de la comunidad.

Desde el blog De Re Coquinaria nos llega una interesante sugerencia para participar en la fiesta de este día.  ¡Os lo recomiendo!





2 comentaris:

Apicius ha dit...

Muy interesante el uso de El cocetum, con su adormidera, hoy diríamos "droga" para obtener los favores de "la diosa", que no sería tan etérea como las diosas.
Este articulo complemta o el de Charo es complementado por este.
Una delicia leerles a ambas.
Saludos

Amparo Moreno ha dit...

Gracias Apicius. Me alegra que le guste nuestro trabajo al alimón, así pretendemos enriquecer los artículos que elaboramos.
Saludos