diumenge, 28 de febrer de 2016

Catena romana y body chain actual



Mediante el estudio detallado de algunas estatuas y pinturas podemos ver la existencia de un tipo de joya femenina muy llamativo que ha llegado hasta nuestros días, la catena.



Veamos la urna cineraria etrusca, conservada en el Museo del Louvre, de Larthi Ceicnei que murió a los 25 años. Además del collar que adorna su cuello se aprecia fácilmente una cadena plana de unos cinco eslabones de ancho y con perlas que rematan por los lados que cruza el cuerpo de la joven desde el hombro. En la cintura hay otra cadena que tiene una roseta que parece servir como cierre y también una cadena doble que cae desde los hombros se cruza en el pecho y llega hasta ambas caderas.

Quizá se refiera a este adorno Plinio en Historia Natural XXXIII cuando habla de la abundancia de adornos que utilizan las mujeres habla de catenae que recorren sus lados

Habeant feminae in armillis digitisque totis, collo, auribus, spriis; 
discurrant catenae circa latera


Llevan las mujeres oro, en  brazos y todos los dedos, cuello, orejas, trenzas de su cabello;
 las cadenas corren alrededor de su cintura,

Relacionado con esto encontramos en el Digesto XXXIV mención de una joya de perlas como adorno para el pecho con unas perlas de forma cilíndrica y otras de forma plana.

ornamentum mamillarum ex cylindris et tympanis margaritis

Este objeto  debe ser la cadena sencilla o doble que observamos en frescos de diosas como éstos que representan a Venus y Marte, y a Ariadna y Baco.

Venus, Marte y Cupido. Fresco Pompeya
Ariadna y Baco

Afortunadamente se han conservado algunas catenae de gran valor como la que vemos en la imagen que está en el Museo Británico.


La moda actual se inspira de los modelos clásicos en vestidos, peinados y también en joyas. Desde el verano del 2014 es fácil encontrar este complemento que según la revista VOGUE


Desde hace no demasiado tiempo una fiebre trendy ha conseguido dar un vuelco al mundo de los complementos y un desfile de streetstyle ha arropado a muchas celebrities con mini cadenas alrededor de su cuerpo ya sea en la playa, en la ciudad o sobre la red carpet. Se trata del fenómeno body chain, rodeando el cuello y la cadera –generalmente– ha conseguido centrar la atención de crop tops, escotes y prendas cut out.

Imagen de http://workshopmujer.cl/body-chains/

Salutem plurimam!!

diumenge, 14 de febrer de 2016

Las torques, de condecoración romana a piercing

Gálata moribundo. Museos Capitolinos
Las torques son collares rígidos y redondos con un abertura en la parte anterior y con los dos extremos decorados. Eran un atributo propio de los guerreros galos y celtas del que tenemos conocimiento desde el siglo IX a C. como las torques de Berzocana


Sin embargo las torques se convierten en Roma en un símbolo de valentía habitual  entre centuriones, soldados y caballeros. La razón nos la explica Tito Livio en el libro VII, 10 cuando nos cuenta el enfrentamiento en el año 361 a C. entre un enorme galo que desafió a los romanos a un combate singular y Tito Manlio el legionario que se presentó voluntario para esta lucha y logró vencerle. 


Al cadáver al que no infligió ningún otro ultraje, únicamente del collar, que colocó, salpicado de sangre, alrededor de su propio cuello.

De ahí el sobrenombre de Torcuato  que después tuvo éxito y representó un honor incluso para los descendientes de su familia.

Se entregaban como condecoración por grandes hazañas a los soldados distinguidos en la batalla y nos ha llegado información de algunos valerosos guerreros como Lucio Sicinio Dentato conocido como el Aquiles romano que acumuló  ochenta y tres torques además de otros premios (Aulo Gellio, Noches Áticas  cap XI)

Fue un excelente guerrero, más allá de lo creíble, y que por su enorme fortaleza recibió el sobrenombre del Aquiles romano.
Se dice que combatió contra el enemigo en ciento veinte batallas, que no recibió ninguna herida en la espalda, pero sí cuarenta y cinco de frente, fue galardonado con ocho coronas de oro y una de asedio, tres murales, catorce cívicas, ochenta y tres collares, más de ciento sesenta brazaletes, doce lanzas; también recibió el premio de veinticinco arneses de caballo. Obtuvo cuantiosos despojos militares, entre ellos, la mayor parte fruto de combates singulares. Celebró el triunfo en nueve ocasiones con sus generales

A pesar del ejemplo de Tito Manlio Torcuato parece que los romanos no se ponían las torques como collar según el modo bárbaro sino que las llevaban en la armadura de gala colgando a la altura de la clavícula.


Con el movimiento hippie de los años 60 y 70 volvieron a ponerse de moda las torques en forma de collares, pulseras y anillos. Actualmente es habitual verlas como piercing  en diferentes partes del cuerpo.





Salutem plurimam!!