dilluns, 22 de desembre de 2014

Saturnalia pilleata





Quizá parezca un despropósito ilustrar un artículo sobre las Saturnalia con una imagen de los pitufos. ¿Pues qué relación mantienen los pitufos con las Saturnales romanas?. Vamos a verlo siguiendo a Marcial en su epigrama XIV, I en el que aparecen resumidos los principales elementos de las Saturnalia: ropa informal, píleos, el juego, los regalos, los sorteos, la alteración del orden social establecido, las borracheras...

Mientras en batín se divierten el caballero y el senador soberano, y
mientras le quedan bien a nuestro Júpiter los píleos que se ha puesto y el esclavo
vernáculo no teme que el edil esté mirando cuando agita el cubilete, aunque vea
tan cerca los estanques helados, recibe las suertes cambiantes del rico y del 
pobre : que cada cual dé sus premios a su invitado. “Son fruslerías y bagatelas y, si 
lo hay, algo de menos valor que eso”. ¿Quién lo ignora? ¿O quién niega cosa tan 
manifiesta? Pero, ¿qué voy a hacer mejor, Saturno, en estos días de borracheras, que 
tu propio hijo te ha concedido a cambio del cielo? ¿Quieres que haga versos a 
Tebas o a Troya o a la criminal Micenas? —“Juega —me dices— a las nueces”. 
—Yo no quiero perder las mías 



 En estas fechas se ponían unos gorros especiales que remarcaban el ambiente de libertad en el que se desarrollaban las fiestas. Se trata del pileus, gorro cónico de origen frigio que llegó en época romana a ser un símbolo per se de la libertad. Por esta razón era el gorro que se ponían los esclavos en el momento de su manumisión,  (lo que se decía capere pileum), también los esclavos liberados por testamento lo llevaban en el entierro de su dueño, y los cautivos liberados en el desfile triunfal del general vencedor. Aparece en las monedas junto a la diosa Libertas y fue el emblema elegido por Bruto para la moneda acuñada tras el asesinato de Julio César para evidenciar la libertad reconquistada. Del mismo modo a la muerte de Nerón el pueblo salió a la calle de Roma con el píleo, plebs pilleata.


Con este mismo sentido llega el uso del píleo hasta el siglo el siglo XIX, como se ve en el cuadro  de Delacroix, La libertad guiando al mundo de 1830, en la que Marianne que representa a la república francesa lleva el gorro frigio. O en el escudo del Senado de los Estados Unidos, y en los escudos de muchos países de América como en El Salvador, Argentina, Haití, Cuba, Bolivia, Colombia, y  Nicaragua

Para algunos autores este gorro es el mismo que conocemos como barretina o gorro catalán. y también es el gorro de los pitufos!!! Aunque a primera vista parecen unos amables dibujos, hay estudios como el de Antoine Buéno con “El pequeño libro azul: Análisis crítico y político de la sociedad de Los Pitufos”que manifiestan su importante dimensión política en la que el gorro frigio sería expresión de su libertad y cuyo pensamiento político sería el comunismo, teniendo en cuenta que:
-no existe la propiedad privada
-no tienen dinero
-todos visten igual y tienen la misma importancia en su estructura social, excepto el líder que es Papá pitufo, con su gorro rojo. 
-todos se llaman pitufo, por ejemplo pitufo gruñón, pitufo bromista,... 
-no tienen religión
Para saber más, sobre el trasfondo político de los pitufos leed Los pitufos una representación solapada de la geopolítica belga 


Desde el pasado miércoles 17 de diciembre se celebraban las fiesta de las Saturnalia que de un solo día en principio, fue alargándose en el tiempo hasta llegar al 23 de diciembre. 
Estas fiestas romanas coinciden con el final de las clases del primer trimestre y creemos que es un buen momento para aprovechar estos días realizando  otras actividades didácticas más amenas y participativas como es la recreación histórica, en la que se pueden trabajar tanto aspectos de la cultura clásica (costumbres, ceremonias religiosas públicas o privadas, recetas, etc) como su pervivencia en la  actualidad. 


A través de los blogs De re coquinaria de Charo Marco y nuestro Hortus Hesperidum, (y aquí) hemos ido presentando en diferentes artículos varias propuestas para llevar a los centros esta festividad en los talleres didácticos de navidades. Este año en colaboración con el Grupo Galatea le hemos dado forma de página web recogiendo y ampliando la información sobre las Saturnalia con recetas, talleres, actividades interactivas, textos,...Este nuevo recurso didáctico lo encontraréis en la página de Ludere et discere, en la pestaña de Recursos, Saturnalia.

Confiamos en que os guste nuestro trabajo y os sirva en vuestro quehacer en  clase y por supuesto no os quedéis sin vuestros píleos como símbolos de la libertad  de estas fiestas. Es fácil hacer para todos los alumnos pues basta con decirles que lleven un gorro de papá noel, y después se les quita la bola blanca y el doblez blanco y ya lo tenéis, Ecce pilleum!!







dissabte, 6 de desembre de 2014

San Nicolás, Santa Claus y España

En noviembre llega en barco "desde España, concretamente desde Madrid"(¿?) a Holanda, San Nicolás con barba y cabellera blanca, montado en un caballo blanco, ataviado como un obispo, con mitra y cayado. Cada año desembarca en un sitio distinto y un domingo a mediados de noviembre visita Amsterdam, donde una multitud lo espera. El año 2007 llegó el 17 de noviembre, así nos lo cuenta esta revista.

Su misión es premiar con regalos a los niños holandeses buenos y llevarse en un saco rumbo a España a los que no se han portado bien. Va acompañado de Zwarte Piet "Pedrito el negrito", que transporta los juguetes y una gran cantidad de ayudantes que recorrerán el país recogiendo las cartas de los niños. 

La noche del 5 de diciembre, la víspera de San Nicolás los niños ponen los zapatos junto a la chimenea y si han sido buenos, un criado moro entra por la chimenea (o por la ventana) para dejarles algo dulce y regalos en los zapatos. Mientras tanto San Nicolás se dirige a caballo por el tejado a la siguiente casa. 

La víspera de San Nicolás no sólo se reciben regalos, sino que también es una oportunidad ideal para tomarse el pelo mutuamente mediante sorpresas y poemas que evocan los recuerdos del año anterior, no siempre halagadores. La fiesta de San Nicolás es una fiesta en la que se comen muchos dulces pues el generoso santo suele anunciar su llegada haciendo que sus criados distribuyan pepernoten y otras golosinas. Tradicionalmente se bebe vino tinto caliente con azúcar y hierbas (Bisschopswijn; Vino del Obispo) y se come dulce de azúcar (borstplaat), mazapán, speculaas y speculaas rellenas. Por si os gustan los dulces, ahí van las recetas.

Las "speculaas" son los dulces tradicionales de esa noche de San Nicolás. Se llaman así por el molde de madera con una o varias figuras grabadas. Se presiona la masa en el molde, y esta adquiere su forma. El resultado es la imagen invertida, y de ahí su nombre "speculaas" del latín speculum, espejo.

Y después San Nicolás regresa a España hasta el año siguiente

Pero ¿qué relación tiene San Nicolás con España? San Nicolás nació en Patara (Licia, en la actual Turquía),llegó a ser obispo de Mira (capital de Licia), tomó parte en el Concilio de Nicea y murió el 6 de diciembre del 342. Tras la caída bajo dominio musulmán de la región, los restos mortales del santo fueron trasladados en 1807 a Bari (Italia) que formaría más adelante parte del Reino de Nápoles, conqustado el 1442 por Alfonso V de Aragón. Así la ciudad pasó a pertenecer a Aragón y por lo tanto a España hasta el siglo XVIII. Del hecho de que los restos de San Nicolás se encontraran en Bari (por entonces ciudad española), surge la tradición según la cual San Nicolás viene de España.
San Nicolás es además conocido como patrón de los marineros. Por eso llega a los Países Bajos siempre en un barco de vapor. Se le cantan algunas canciones como por ejemplo:


Mira, llega otra vez de España
El barco de vapor
Nos trae a San Nicolás
Lo veo ahí de pie.
Mira como los estandartes
Ondean al viento de acá para allá.
Mira cómo su caballito
Da saltitos en la cubierta.
Su criado ahí se tiene, riendo
Y nos grita:
"Para los buenos golosinas,
Para los malos azotes"

es el origen de Santa Claus...En el siglo XVII emigrantes holandeses fundaron en el continente norteamericano una ciudad, Nueva Holanda, que más tarde se denominaría Nueva York al pasar a manos inglesas. Los emigrantes holandeses se trajeron con ellos a su San Nicolás (Sinterklaas) y de ahí Santa Claus. Con ese nombre se extendió por todo el continente norteamericano. Si quieres saber más...
San Nicolás se sigue celebrando en España como protector de los niños y de los escolares, así pervive la tradición en Biel(Teruel), en Xert (Castellón) y en Burgui (Navarra).

Nota Bene: Este artículo lo publiqué el 5 de diciembre de 2007 en mi blog de aula La llama de Vesta de donde lo he recuperado hoy.