dissabte, 27 d’abril de 2013

Mosaicos y relojes de sol


Los mosaicos son una excelente fuente de información para conocer, entre otros muchos temas, los relojes de la antigüedad pues nos permiten verlos en su contexto y no como piezas únicas.

Hasta ahora las representaciones musivarias conocidas de los relojes de sol eran seis, todas de época romana y situadas en la parte occidental del imperio a excepción del mosaico de Antioquía en Turquía. Eran los siguientes:


I. Mosaico  de Torre Annunziata  más conocido como La academia de Platón, está datado en el siglo I d. C. Se encuentra actualmente en el Museo Nacional de Nápoles.

Consta de un marco exterior decorado con máscaras y motivos vegetales que rodea el emblema central en el que se representa a los siete sabios en un edificio marcado por las dos columnas de la izquierda y una tercera, cerca del árbol, donde vemos el reloj de sol. 



II. Mosaico de Sársina en Umbria (Italia), (siglo II d. C) se encontró un mosaico que es muy semejante al anterior, con siete personajes reunidos alrededor de una esfera. Al fondo se ve la columna con el reloj solar. 

La similitud entre ambos mosaicos hace pensar que se traten de copias de un mismo original helenístico.





Foto de AARS


III. El mosaico del astrónomo de la Villa Romana de Brading, Morton Old Road, Brading, en la parte Este de la isla de Wight, Gran Bretaña. 


En este mosaico vemos una figura masculina sentada que señala con un puntero una esfera armilar sujeta con un trípode, detrás hay un reloj y en la esquina inferior derecha un recipiente que parece contener agua. Se ha identificado con Tales de Mileto aunque hay muchas otras hipótesis al respecto.


Más información en la página de los Amigos de los Relojes de Sol.



IV. Mosaico de Anaximandro en Trier, se halla ahora en el Rheinisches Landesmuseum). En el centro se ve a un personaje masculino adulto que sostiene un reloj de sol portátil. Este reloj pertenece al tipo pelecinum formado por dos hojas de mármol más anchas por arriba que por abajo. La identificación del personaje es difícil ya que aunque tradicionalmente se le ha considerado como Anaximandro, sabio inventor del reloj de sol, para otros se trataría de Patrocles a quien se atribuye la invención del pelecinum.






V. Mes de diciembre en el calendario agrícola de Saint-Romain-en-Gal.  ( siglo III d. C). Vemos a dos hombres que dan pez a las vasijas que contendrán el aceite. Detrás de ellos hay un árbol sin hojas que nos indica que la acción se desarrolla en diciembre y a la izquierda una columna coronada con un reloj de sol







VI. En el triclinium de la Casa del reloj del sol en Antioquia (Turquia), se descubrió un mosaico muy destruido, fechado en siglo III-IV. En él vemos a un hombre que se apresura para no llegar tarde a la cena a la que ha sido invitado y observa el reloj de sol situado sobre la columna. En el mosaico hay una inscripción en griego que dice Pasó la novena (hora).





Para conocer en mayor detalle estos mosaicos y otros sobre la vida intelectual en la musivaria romana podéis leer este trabajo  de G. López Monteagudo y P. San Nicolás.


Recientemente se han descubierto más representaciones que trataremos en el siguiente post.

Salutem Plurimam

diumenge, 21 d’abril de 2013

Un año más...




El foro
...me encuentro despidiendo los LUDI SAGUNTINI con el regusto que dejan las cosas bien hechas y la tristeza del fin. Efímera esta tristeza, cierto, porque vendrán los del 2014 y, mientras llegan, seguiremos trabajando con el mismo ahínco y cariño que lo hemos hecho siempre, para que vuelvan a ser un éxito de público, de energía y de actividad desbordada.
Aetates Hominis: Infantia
Eso pienso yo; ahora sólo espero que no hayamos defraudado a los numerosísimos asistentes a esta edición, llegados de todos los puntos de la Comunidad y más allá. Desde Tempore Capto y Aetates Hominis no tenemos más que palabras de agradecimiento a todos los que pasaron por los talleres, por el Forum Classicum y a los que estuvieron en la Pompa Musarum y asistieron a la representación de Hipsípila, que hizo posible el grupo KOMOS y que tuvo lugar el último día, viernes, con gran asistencia, una vez más, de participantes y público. 

Erató y su séquito: Arquíloco, Alceo y Safo
Nuestros líctores
  
Actividad Aetates Hominis
Por supuesto, todo este montaje, como siempre, no hubiera podido llevarse a cabo si la organización y la ayuda de monitores e intendencia no hubiese sido tan efectiva como cada año hasta la fecha. Queremos, también, felicitar a Prosopon Sagunt por su acierto con las obras escogidas, por su eficiencia y porque el èxito de los LUDI radica, en buena medida, en ese tandem increible que forman talleres y teatro.



Y os dejo con el vídeo de la Pompa, cortesía de Ana Ovando. ¡Que lo disfrutéis!





Y aquí tenéis todas las fotos de los IX LUDI SAGUNTINI

¡¡A todos, gracias un año más!!
                                                                                                          

Representación de Hipsípila


dissabte, 13 d’abril de 2013

INFANTIA también estuvo en ANTIKARIA




In ludo. Maqueta Aetates Hominis: Infantia

El pasado fin de semana se celebraron en Antequera –antigua Antikaria- las IX Jornadas de Cultura Clásica.com. Un impresionante elenco de mentes y quehaceres prodigiosos, con los que tuvimos la suerte de coincidir y, a veces, departir, desfiló por el escenario del Teatro-Cine Torcal de la ciudad malagueña que, por otra parte, nos recibió con los brazos abiertos y nos proporcionó ese calor humano que sólo el pueblo andaluz ofrece con tanta pasión.

Las calles de una preciosa ciudad de palacetes, conventos y casas encaladas se llenaron de amantes y profesionales del mundo clásico llegados de casi todos los puntos del territorio nacional para embeberse del saber hacer de otros compañeros, de sus conocimientos, y compartir experiencias y darse cuenta, ay, que la famosa frase de Sócrates continua muy viva –hablo por mí, claro, pues, después de ver y escuchar, la sensación que me quedó es que ἓν οἶδα ὅτι οὐδὲν οἶδα

Taller Infantia en Antequera
No hay, sin embargo, frustración, sino más bien ganas de ponerse al día cuanto antes y arrancarse por latines y griegos hablados para dar los primeros pasos, y equivocarse, y rectificar y que, al fin, sea la perseverancia la que nos guíe. Como dice una buena y querida compañera y amiga: nos queda toda la vida. Este es uno de los efectos secundarios que provoca este tipo de jornadas: te emocionan, te hacen sentir vivo, te recargan.

Acabando las Jornadas
Me sentí afortunada por poder reencontrarme con amigos de los que la distancia te aleja sin querer, por compartir momentos entrañables, risas, nervios y preocupaciones -que de todo hubo- y agradezco a la organización que contara con nosotros. Para quienes estuvieron conmigo, compartiendo las venturas y desventuras de un infante en la Roma antigua, sólo tengo palabras de agradecimiento. Su atención, su interés, sus amables y benevolentes palabras me arroparon, me encontré a gusto y en familia.

Gracias a todos y hasta pronto, porque sé que nos volveremos a encontrar en las que serán, ya, las X Jornadas de este grupo de increíbles profesionales, y amigos queridos, de culturaclásica.com



εἰς αἰεί